En los siniestros rincones del vasto universo de Warhammer 40.000, donde la luz de la esperanza apenas vislumbra su propia agonía, emerge la epopeya más sombría jamás contada: La Herejía de Horus. En el tejido del tiempo y el espacio, la traición de Horus Lupercal, el Primarca caído, desata una marea de desesperación que ahoga las estrellas.

Ignace Karkasy

—¿Hasta qué punto es insensata la humanidad? —. ¿Hasta qué punto está desesperada y debatiéndose en la incertidumbre? ¿Será que necesitamos un concepto de dios para sentirnos realizados? ¿Es eso parte de nuestra cualidad humana?

Ignace Karkasy

Damas y caballeros, hoy es Jueves de Herejía y como imagináis, vuestro eremita favorito se anima a salir de su cueva para haceros otro de sus análisis de personaje de barra de bar. Y hoy, hablaremos del Rememorador Ignace Karkasy, porque mantenerte fiel a tus principios mientras todo lo demás se hunde en la oscuridad de la locura, especialmente en este universo de horrores, requiere un valor y resiliencia sin igual… y tenerlos de adamántio, en honor a la verdad, que al fin y al cabo, es lo único que tenemos.

¿Creíais que en esta serie solo hablaríamos de marines espaciales? Pues os equivocáis. El valor tiene muchas formas. Y a veces, aunque tengas fama de borracho, mujeriego penoso y de ser un poeta en decadencia cuyos mejores años ya han pasado. Todavía puedes hacer que tu pluma altere el destino del universo.

El personaje

Ignace Karkasy es quizas uno de los personajes con desarrollo mas rápido en toda la saga de la Herejía. A primera vista parecería que no es más que un poeta venido a menos, borracho y sin gracia que se dedica a acosar a sus compañeras rememoradoras. Y que podría pasar desapercibido al lector con la apariencia de un alivio cómico.

Pero no pasan muchas páginas para que se convierta en el centro de atención y al mismo tiempo se nos permita presenciar su catarsis en un evento que nos hace recordar el soneto de Ozymandias de Percy Bysshe Shelley. Dicha catarsis no solo provocaría un cambio en su personalidad y su inspiración. También provocaría una paliza que le dejaría medio muerto.

Volverá a suceder, y volverá a hacerlo. La obra del hombre está destinada a desaparecer. Momus dijo que planea una ciudad que será un canto eterno al género humano.

¿Sabe qué? Apuesto a que los arquitectos que construyeron esta ciudad también pensaban lo mismo.

Ignace Karkasy

Este acto le granjearía el patrocinio del capitán Loken, que vería valor en su compromiso con la verdad. Lo que se traduciría en su presencia en actos importantes de la expedición. Y es allí donde nos muestra otro de sus talentos, al fin y al cabo, a veces hace falta un embaucador para detectar a otro, y es donde podemos ver a Karkasy pillar al vuelo las mentiras del infame Erebus y la traición que se cierne sobre el Señor de la Guerra.

Ignace Karkasy – El final

Ignace Karkasy room

Ningún tirano en la historia de la humanidad ha tenido buenas relaciones con la libertad de prensa y esa es una realidad que se mantendría en el 31er milenio con el Señor de la Guerra. Tras ser testigo de la agresión brutal perpetrada por los Astartes hacia civiles. Karkasy empezaría a imprimir y repartir boletines con noticias, críticas y poemas cáusticos bajo el título “La Verdad es todo lo que tenemos”. Lo que le haria enemigo de muchos de los miembros de la XVI Legión (Si Abaddon le tenía manía antes ahora ya tenía su foto en la pared).

Se encontraría el cuerpo de sin vida de Ignace Karkasy junto a una nota suicida escrita en verso en un pergamino de alta calidad de las colmenas de Gypto y una pistola… o esta fue la versión oficial…

Un heroe improbable

Lo que me gusta de muchos personajes del universo de Warhammer 40k es que aquellos que menos te lo esperas pueden llegar a cambiar el curso de la historia. Y este es el caso de Ignace Karkasy. No da grandes muestras de valor, en especial ante el peligro,  pero su compromiso con aquello que considera correcto le hace usar su talento para transmitir la verdad a otros, incluso a sabiendas de que sería lo que lo mataría.

Podras conocer más a fondo a Karkasy en nuestros programas de «Horus Señor de la Guerra» y «Falsos Dioses» brillantemente interpretado por Antonio Abajo San Juan. Aqui en La Torre del Cuervo.

Ignace Karkasy

Debe llegar un momento en que el alma lo sepa: hasta aquí y no más. Pero estamos malditos a no escuchar nunca esa advertencia hasta que sea demasiado tarde.

Atribuido al rememorador Ignace Karkasy. Milenio 31.

Para conocer en profundidad sobre otros articulos y novedades recuerda seguir nuestro apartado de publicaciones.

Facebook:La Torre del Cuervo
X:@LaTorredelCuervo
Instagram:La Torre del Cuervo
Youtube:La Torre del Cuervo
info@latorredelcuervo.com

Puedes encontrar toda la gama de Warhammer 30K y 40K y otras miniaturas en nuestra tienda amiga Multiverso War a un 20% de descuento.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Ultimos Eventos

Apúntate a nuestras noticias!

Logo La Torre del Cuervo

IVOOX

La Torre del Cuervo

SUSCRÍBETE!
Logo La Torre del Cuervo

YOUTUBE

La Torre del Cuervo

SUSCRÍBETE!